AMEVER

AMEVER A.C.

Costumbres cuaresmales

EDUCATIVO AMEVER 18 DE MARZO DE 2014.

 

LA CUARESMA Y SUS COSTUMBRES
Esta proviene del latín quadragésima, es decir, cuadragésimo día antes de, y se refiere al período de preparación para la Semana Santa, que comienza el Miércoles de Ceniza, cuando en las iglesias católicas se realiza la imposición de cenizas en la frente a los fieles por parte del sacerdote a lo que se repite: «Acuérdate que en polvo eres y en polvo te convertirás». La ceniza busca simbolizar la destrucción de los pecados (quemados) y el arrepentimiento, y termina antes de la misa del Jueves Santo. Se cree que la práctica de la Cuaresma se inicia en el siglo IV d.C., como tiempo de penitencia y de renovación con la práctica del ayuno y la abstinencia (carnes rojas). La Cuaresma tiene cinco domingos, más el Domingo de Ramos, o sea, seis en total.
Dicho de otro modo, se cuenta 40 días luego del Miércoles de Ceniza para llegar a la Semana Santa. Con respecto al simbolismo del número 40, existen varias referencias bíblicas que establecen inferencias inmediatas, por ejemplo: Los 40 días en que Jesús fue tentado por Satanás, el diablo (Mateo 4: 1-11). Los 40 días que duró el diluvio (Génesis 7: 12). Los 40 días que los hebreos deambularon en el desierto en busca de Canaán, la tierra prometida, Israel (Éxodo).
Sobre las costumbres que se practican en Cuaresma, la más representativa es la ingesta de pescado los viernes, pero ¿por qué? y ¿dónde surgió esta costumbre? En tiempo de Jesús, el pescado era el alimento más módico y axecible de las personas de clase humilde. La carne era un alimento privativo de las clases pudientes.
Es por eso que se desarrolló la costumbre de consumir pescado como un símbolo de abstinencia, entrega a Dios, humildad, penitencia y solidaridad con los que menos tienen. En la actualidad, es todo lo contrario; ahora es uno de los alimentos más caros. Además, el pescado tiene un gran simbolismo religioso dentro del cristianismo primitivo, pues era el pez, y no la cruz, el símbolo con el que se identificaban los primeros cristianos.

 

 

«REDENCIÓN, RECOGIMIENTO Y RENOVACIÓN»